Crítica – Thor: amor y trueno

El entrecortado rock and roll de Waititi

Título original: Thor: Love and Thunder

Año: 2022

País: Estados Unidos

Género: Acción, aventura

Dirección: Taika Waititi

Guion: Taika Waititi, Jennifer Kaytin Robinson, Stan Lee (comics de Marvel), Jason Aaron (comics de Marvel)

Protagonistas: Chris Hemsworth, Natalie Portman, Christian Bale, Tessa Thompson, Taika Waititi, Russell Crowe

Fotografía: Barry Baz Idoine

Música: Michael Giacchino, Nami Melumad

Producción: Marvel Studios, Fox Studios Australia, Walt Disney Pictures (distribución)

Duración: 1 hora y 58 minutos

Taika Waititi siempre está al borde de la “yanqueada” y el descontrol creativo. Pero, cuando parece que todo se le desborda, lo vuelve a encausar. Y eso es Thor: amor y trueno.

Nuevamente al mando de una película de uno de los personajes favoritos de los fans de Marvel, Waititi desacelera lo que ofrecía en Ragnarok (2017). En consecuencia, el ridículo, el chiste paródico y el esquema cartoon quedan más acartonados. Pero Thor (Chris Hermsworth) está, su química con Jane (Natalie Portman) también, y el concepto de enemigo mortal se salva (algo) con el Gorr de Christian Bale.

Sí, hay un concepto conformado por el vistazo borroso a los temas de Jojo Rabbit (2019) y esos niños que se valen por sí mismos (y, a la vez, necesitan cierta guía). En el medio, la energía de Guns N’ Roses, la Thor mujer, el sacrificio, la presencia de Valquiria (Tessa Thompson), la ingenuidad -no tan ingenua- de Korg (Waititi), los cameos y las cabras que gritan.

Este intento de explosividad se atasca en otro concepto, el de las deidades y su función, con un Russel Crowe divertido y un contexto efímero y más extraño que extravagante. Cuando la profundidad lo llama, el director la trastoca en un simplismo que roza lo barato. Pero, de nuevo, sale a flote por su capacidad para retrotraerse y encontrar la ternura en lugares insospechados.

Natalie Portman como Thor, en una escena de Amor y Trueno

Después está el mecanismo previsible, el engranaje de Marvel que todo guionista acepta. Nunca sabremos qué pasaría si el milagro sucediera y el estudio otorgara todo el control creativo al director. No obstante, el final marca Waititi se integra más que bien con la mezcla de metáforas chillonas, conservadoras e incisivas.

Amor y trueno es, entonces, un rock refrenado, un capítulo entrecortado… Un plan que no se concreta del todo, pero con carisma suficiente.

Lo mejor: El concepto elegido y su cierre.

Lo peor: Los momentos de refreno y mescolanza.

Brinda: Esperanza

Nuestra calificación:
Calificación de los lectores:
Seleccioná una estrella para votar

Y a vos, ¿qué te pareció? ¡Dejanos tu comentario!

¡Dejanos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Ingresá una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed