Crítica: Promising Young Woman

Por Julián Haramboure

Una herida abierta que el tiempo no pudo curar. Eso es lo que atraviesa día a día Cassandra (Carey Mulligan), protagonista de Promising Young Woman, film dirigido por la británica Emerald Fennell y que cuenta con cinco nominaciones al Óscar, incluyendo mejor película, actriz y dirección.

 

En primer lugar, hay que mencionar el enfoque feminista de la propuesta. En la primera escena, puede parecernos que veremos algo extremista o forzado, pero esa introducción no es más que un pantallazo superficial. Se trata, en realidad, de una historia profunda y bien contada, en especial en su primera mitad, con varias aristas para la reflexión.

Cassandra, de 30 años, es una exestudiante de medicina que vive con sus padres y trabaja en una cafetería. Su madre, “chapada” a la antigua, muestra de manera constante su preocupación por el hecho de que su hija siga soltera y no cumpla con los mandatos sociales convencionales.

 

De manera secreta, y por motivos que el espectador conocerá a medida que la película avance, la joven tiene la costumbre de ir a por la noche a bares, hacerse pasar por una borracha solitaria y esperar la reacción del hombre de turno. En la mayoría de los casos buscan aprovecharse de ella, y es ahí donde el personaje principal activa su venganza.

 

Si bien muchos pueden esperar un desquite al estilo Quentin Tarantino, Fennell no va por ese lado. La mayoría de sus escenas están hechas con cuidado y sin caer en el morbo. En paralelo a su escondida vida nocturna, en su trabajo la chica se reencuentra con Ryan (interpretado por el talentoso Bo Burnham), un antiguo compañero de la universidad, con quien de a poco comienza a tener una relación amorosa. Es en esos pasajes donde el film muestra virtuosismo a la hora de manejar diversos matices y géneros. Pasa del suspenso a la comedia romántica, para luego entrar en el thriller psicológico, sin que esto resulte chocante.

Más allá de que Cassandra parece encausar una nueva vida, ese pasado traumático está aún más presente de lo que ella cree: un horrendo hecho, que tuvo a su mejor amiga como víctima, será lo que genere su plan de venganza y justicia. Ese plan involucra tanto a hombres como mujeres.

 

Promising Young Woman va de mayor a menor, es entretenida y dinámica en la primera mitad, y logra además construir empatía entre su protagonista y el espectador. Falla en su resolución: ese efectismo que evita en su desarrollo, llega de forma innecesaria en el cierre. Se valora igualmente su intención de abordar la temática de género de manera original y atractiva.

 

🤩 Lo mejor: el solvente manejo de diversos géneros y la actuación de Mulligan.
😒 Lo peor: la resolución y su edición.

Valoración – Buena 👍

Nuestra calificación:
Calificación de los lectores:
Seleccioná una estrella para votar

Y a vos, ¿qué te pareció? ¡Dejanos tu comentario!

¡Dejanos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Ingresá una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed