Crítica: CODA

Por Julián Haramboure

Disponible en Apple TV +, CODA contó con una gran recepción en el Festival de Sundance y se encuentra en carrera para los próximos premios Óscar. Es una producción de carácter inclusivo, que, al igual que lo hizo Sound Of Metal la temporada pasada, da lugar a la comunidad de personas sordomudas.

 

Se trata de una remake de la película francesa La Famille Bélier (2014) y cuenta la historia de Ruby Rossi (Emilia Jones), una adolescente que es la única integrante de su familia que puede oír (de allí proviene la sigla en inglés CODA), por lo que oficia de intérprete de su padre y su hermano en su rutina laboral como pescadores.

Además de trabajar, la joven se encuentra en el último año del secundario. Es allí donde Bernardo Villalobos, un excéntrico profesor de música (interpretado de manera virtuosa por Eugenio Derbez), descubre el enorme talento de la muchacha para el canto. En la clase del docente, la protagonista debe preparar una canción junto a Miles (Ferdia Walsh-Peelo): Ruby tiene la “fortuna” de que su compañero de proyecto sea justamente el chico que le gusta, algo que se nota forzado por el guion.

Más allá de la cuestión amorosa con Miles -donde se siguen parámetros habituales de películas de adolescentes-, es muy interesante el vínculo profesor-alumna. Hay química entre los actores, y las escenas que comparten le dan jerarquía al film. Al ver su talento, Bernardo le recomienda a la chica estudiar música en la universidad, lo cual se convierte en todo un acertijo a resolver para Ruby, ya que es pilar fundamental en una familia que, a simple vista, no ve con agrado la propuesta.

 

La dirección de Sian Heder (Tallulah) posee más aciertos que errores y una dinámica destacada. Si bien la propuesta tiene su costado dramático, también muestra momentos humorísticos logrados, varios de ellos de la mano de Frank (Troy Kotsur), padre de Ruby.

La parte musical, una de las bases de la historia, es sólida y bien producida, con un valioso esfuerzo vocal de Jones. Su actuación es completa, con chances de nominación a algo importante.

CODA aborda con sabiduría la comedia, el drama y la emoción, e invita a reflexionar sobre la importancia de la inclusión de las personas sordomudas en la sociedad y sobre lo mucho que aún se debe trabajar al respecto.

 

La parte más irregular de la cinta se da en su resolución, brusca y lejos de la altura del resto de la producción. Aquello que genera tensión, que mantiene atento al espectador, se resuelve de modo exageradamente ligero.

 

🤩 Lo mejor: la capacidad de hacer reír y emocionar por igual, sumado a la brillante actuación de Emilia Jones.
😒 Lo peor: brusca y ligera resolución de la trama.

Valoración: Buena 👍

Nuestra calificación:
Calificación de los lectores:
Seleccioná una estrella para votar

Y a vos, ¿qué te pareció? ¡Dejanos tu comentario!

¡Dejanos tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Fill out this field
Fill out this field
Ingresá una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed